La Universal dio alegría a los niños de la comuna San Joaquín, a través de diferentes actividades

La Universal dio alegría a los niños de la comuna San Joaquín, a través de diferentes actividades
Vanessa Ochoa, Gerente de Marketing de La Universal, María José Villacís, Jefe de Categoría de La Universal.

La Universal, sinónimo de tradición y de alegría, lleva más de 130 años siendo parte de la Navidad de las familias ecuatorianas. Es por esto que este año decidió plasmar su mensaje de Navidad, “Dar es un Regalo Universal”, en diferentes actividades. Porque no hay felicidad, ni satisfacción más grande que Dar a otros alegría y esperanza.

La Navidad es una de las celebraciones más queridas y esperadas por las familias, es por esto que La Universal la adelantó y celebró junto a los niños del caserío San Joaquín, comuna con más de 300 familias de escasos recursos. La celebración contó con la donación de varios implementos como: arcos de futbol con mallas, tableros de Básquet, gradas, reflectores con paneles solares y materiales útiles para su día a día. Adecuando un espacio de recreación para las familias del sector, por que dar la mano a quien lo necesita es un Regalo Universal.

Los niños llenos de alegría y emoción disfrutaron también la llegada del carro alegórico con la Casita de Dulces de La Universal. Así mismo, la marca recorrió con su casita varios puntos de la ciudad como Fundación Jóvenes Solidarios, Proyecto Salesiano, Fundación Procare y Pan To Go. Obsequiándoles galletas y chocolates, sorprendiendo a grandes y pequeños con un momento mágico y colorido.

Las actividades contaron con todos los protocolos de bioseguridad con el fin de cuidar y proteger la salud de los niños y asistentes en general.

La Universal tiene como objetivo comunicar su mensaje de marca por medio de distintas acciones, invitando a sus consumidores a que en esta Navidad todos demos el Regalo Universal. Dar cariño, amor, alegría y momentos valiosos que llegan al corazón de cada persona, promoviendo la unión en esta época de amor y paz.

Deja una respuesta