Dona Futuro, programa filantrópico que busca ayudar a jóvenes vulnerables de la ESPOL

Dona Futuro, programa filantrópico que busca ayudar a jóvenes vulnerables de la ESPOL

Motivados por ofrecer un futuro próspero a miles de jóvenes talentosos, en el que la Educación sea el motor para mejorar su calidad de vida y la de sus familias —y así crecer todos juntos como sociedad— la Junta del Fideicomiso Asistencia Alumnos Vulnerables de la ESPOL hizo el lanzamiento oficial del programa Dona Futuro, este miércoles 1 de septiembre de 2021.

Una iniciativa de filantropía, basada en donaciones, que tiene como premisa principal uno de los valores que más se ha evidenciado en el contexto actual: la Solidaridad. Hoy, este valor se ve reflejado en un gran esfuerzo institucional impulsado por la visión de la rectora de la ESPOL, Cecilia Paredes, al que se han sumado importantes representantes del gremio empresarial y social del país.

Dona Futuro es un proyecto que ejecutan la Fundación de Ayuda a la Educación y la Junta del Fideicomiso Asistencia Alumnos Vulnerables de la ESPOL, con el fin de asistir a los estudiantes politécnicos en situación de vulnerabilidad. Cualquier persona, sea natural o jurídica, puede donar y contribuir para apoyar a estudiantes que, con ahínco, ingresan a la ESPOL, pero que necesitan cubrir gastos para su subsistencia diaria en temas de alimentación, transporte, vivienda, salud, entre otros.

Con un conversatorio muy emotivo, que tuvo como hilo conductor el tema de la solidaridad, algunos de los principales actores y ejecutores de este proyecto compartieron reflexiones y partes de sus historias muy personales, que los motivaron a adherirse a esta causa.

En el diálogo participaron la rectora Cecilia Paredes; la presidenta de la Junta del Fideicomiso Asistencia Alumnos Vulnerables de la ESPOL y también presidenta del directorio de Holcim, Caterina Costa; la socia fundadora de Rizon Integral Law Firma y presidenta de la Fundación Khare, Karla Morales; el empresario ecuatoriano y editorialista de Diario Expreso, Paul Palacios; y el presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil, Miguel Ángel González.

La rectora Cecilia Paredes se refirió a Dona Futuro como el proyecto, quizás, más relevante desde que asumió el liderazgo de la ESPOL; pues indicó que el derecho a una educación pública de calidad ayuda a cerrar brechas económicas y sociales, y a fomentar el bienestar de las personas.

Con mucha emoción, la rectora compartió la historia de cómo su padre, Modesto Paredes, tuvo una vida de mucho sacrificio; pero que —con su perseverancia y el apoyo de una beca para estudiar— fue un ejemplo de superación.

“La educación es un factor clave que ayuda a superar la pobreza, fomenta el bienestar de las personas y el crecimiento económico sostenible de una ciudad. Asegurar el derecho a una educación de calidad también significa asegurar el derecho a la no discriminación y equidad”. Cecilia Paredes, rectora de la ESPOL

Karla Morales mencionó el trabajo que ha realizado junto a la ESPOL en algunos proyectos y dijo que, en ese camino, ha podido ver el compromiso que como institución existe con la sociedad.

“Cuando apostamos e invertimos en Educación estamos siendo estratégicos para garantizar el futuro del país, de la ciudad y de esas familias que reciben el impacto directo de acceder a un aula, tener una mochila, de cambiar vidas (…)”. Karla Morales, presidenta de Fundación Khare

En su intervención, Paúl Palacios compartió anécdotas que lo motivaron a ser empresario, por el deseo de generar empleo y oportunidades para quienes no tienen las mismas oportunidades.

“Este es un país inequitativo, con desigualdades tremendas y concentración de riqueza que muchas veces espanta. La igualdad perfecta no existe, pero es la oportunidad de llevar a todas las personas al punto de partida y de que escojan su futuro”. Paúl Palacios, empresario ecuatoriano

Caterina Costa se refirió a cómo la pandemia ha cambiado la forma de ver el modo en que vivimos donde, a pesar de los momentos difíciles, se han hecho evidentes también valores como la solidaridad, resiliencia y compromiso.

“Qué mejor que invertir y apostar a un programa como es Dona Futuro, donde cumplimos nuestro rol trascendente y sembramos en futuras generaciones que tanto nos necesitan”. Caterina Costa, presidenta de la Junta del Fideicomiso Asistencia Alumnos Vulnerables de la ESPOL

Para cerrar el conversatorio, Miguel Ángel González expresó que es regocijante saber que en el país la solidaridad está en acción con iniciativas como Dona Futuro que son impulsadas por la ESPOL, su alma máter.

“Todos en algún momento estamos en una situación vulnerable, ya sea económica, de salud física o emocional, y necesitamos de otros para resolver ese problema. Es importante que la solidaridad se vaya convirtiendo en una cultura”. Miguel Ángel González, presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil

Con Dona Futuro se dona Educación y, con ella, una oportunidad de progreso. Se ayuda a jóvenes talentosos de todo el país a cumplir sus sueños y a generar valor, desde el conocimiento, a toda la sociedad.