Municipio - Arreglos

Apel: tres años de avances sustanciales en la gestión ambiental

Desde el inicio de operaciones en el año 2021 la iniciativa de Economía Circular RECOIL de la Asociación Ecuatoriana de Lubricantes APEL, ha mostrado un crecimiento constante y significativo en la gestión de residuos de aceites lubricantes usados y sus envases en Ecuador. Se han superado las expectativas aumentando de manera considerable la cantidad de galones de aceites y envases usados gestionados año tras año, con un impresionante cumplimiento de metas que sobrepasa el 100%.

En el 2021 se gestionaron 4.1 millones de galones de aceites usados, tendencia que se ha incrementado año a año, llegando al 2023 a más 5.2 millones de galones gestionados, una cantidad que podría llenar aproximadamente 7.8 piscinas olímpicas; en términos de envases, APEL no se queda atrás. Desde las 67,42 toneladas recicladas en 2021 hasta las 587,02 toneladas en 2023, hay una clara evolución en la gestión de estos desechos peligrosos, protegiendo aún más el entorno natural.

«La protección de nuestro ecosistema es una tarea urgente y colectiva. En APEL, entendemos que los aceites lubricantes usados y sus envases representan una amenaza considerable si no se gestionan adecuadamente. Cada galón de aceite que reciclamos previene la contaminación de millones de litros de agua, salvaguardando así la biodiversidad de nuestro país y protegiendo la salud pública. Nuestro compromiso es inquebrantable en la búsqueda de soluciones innovadoras para reciclar estos productos altamente tóxicos y convertirlos en recursos valiosos para nuestro futuro» afirma Valeria Naveda, Directora de APEL.

Sobre La Certificación ISO 9001 de APEL:
La certificación ISO 9001 en Gestión de Calidad que APEL ha conseguido es un testimonio de su compromiso con la excelencia y un funcionamiento eficaz y seguro. Este logro enfatiza la estandarización de procedimientos, la formación especializada del personal y la optimización de rutas, lo que no solo mejora la seguridad y el cumplimiento normativo sino que también reduce la huella ambiental. Además, la certificación respalda la implementación de indicadores de desempeño que permiten a APEL monitorear y mejorar continuamente la satisfacción del cliente y la eficacia operativa.

Con la mirada puesta en 2024, APEL se proyecta a continuar esta trayectoria de mejora y eficiencia, con metas aún más ambiciosas, demostrando que el cuidado ambiental y la responsabilidad empresarial pueden ir de la mano hacia un futuro sostenible.

COMPARTIR ESTA NOTICIA

Facebook
Twitter

SIGUENOS EN FACEBOOK

×