5 beneficios del seguro de garantía aduanera para el importador

5 beneficios del seguro de garantía aduanera para el importador

Se estima que las importaciones crecerán en 3,1% durante 2021. Esto como resultado de la reactivación económica tras un año de pandemia difícil. En este contexto, las garantías aduaneras cumplen un rol fundamental, ya que su principal función es garantizar el pago de tributos que se generan por importación y el cumplimiento de todos los procesos que exige el Servicio Nacional de Aduana del Ecuador. Debido a que muchos importadores son nuevos, Oriente Seguros, a través de su Programa de Educación Financiera, comparte una guía sobre los beneficios que ofrece este instrumento a diferencia de las garantías bancarias. Antes de entrar en materia, es importante entender cómo funciona la garantía aduanera emitida por una aseguradora. “Están categorizadas dentro del ramo de fianzas y sirven para garantizar los tributos generados a partir de la operación de importación. El único beneficiario de esta póliza es el Servicio Nacional de Aduana del Ecuador y cuenta con ventajas exclusivas para facilitar este proceso”, explica Daniela Molina, Directora de Negocios Corporativos de Oriente Seguros.

Beneficios diferenciadores de las Garantías Aduaneras:

1. No utiliza la capacidad de crédito del cliente: Para otorgar una garantía aduanera se realiza un proceso de calificación del cliente basado en su patrimonio justificado y de sus garantes en caso de requerirse, es decir, no será necesario utilizar su capacidad de crédito bancario. Al contrario, en la garantía bancaria se solicita como requisito principal la entrega de una contragarantía monetaria de más del 100% del valor asegurado, lo que limita la capacidad financiera del cliente. Este aspecto es clave, por ejemplo, ya que la aseguradora facilita el proceso sin afectar la liquidez del cliente.

2. Incluye asesoría legal al cliente: Dependiendo de la aseguradora, se brinda el servicio de asesoría legal sin costo adicional, si así lo requiere. “En Oriente Seguros, por ejemplo, en el caso de que el cliente no cumpla con alguna de las formalidades impuestas por la Aduana y se origine un riesgo de ejecución, nosotros, en conjunto con el equipo legal, brindamos la asesoría y el acompañamiento necesarios”, explicó Daniela Molina, Directora de Negocios Corporativos Oriente Seguros. Los bancos, por su parte, no cuentan con este servicio y proceden al débito de la contragarantía en estos casos.

3. La calificación de un cliente o agente se mantiene vigente para varios procesos de importación: Para adquirir una garantía aduanera se debe cumplir un proceso de calificación. Este requisito se realiza una sola vez en el caso de las aseguradoras. Es decir, una vez que el cliente o un agente aduanero adquiere su calificación, ésta tiene vigencia de un año, sin tener un límite de pólizas. Por el contrario, la garantía bancaria requiere una nueva calificación por cada operación de importación, generando más requisitos. Además, los trámites bancarios generalmente se hacen de forma física, mientras que Oriente Seguros, facilita este tipo de proceso vía online.

4. Facilidades de pago: Oriente Seguros brinda la posibilidad de pagar las primas en varias cuotas.

5. Acceso a seguros complementarios sin trámites adicionales: El proceso de calificación obtenido para acceder a una garantía aduanera también es válido para la contratación de otro seguro complementario para el proceso de importación. En cambio, si el cliente contrata una garantía bancaria, deberá realizar un nuevo proceso para acceder a una póliza adicional, por ejemplo, un seguro de transporte que le permita asegurar su mercancía.

Seguros complementarios para las importaciones:

“Además de las garantías aduaneras, también existen otros seguros claves que constituyen un apoyo para el importador, ya que ayudan a garantizar el buen estado de su mercancía; y, a pesar de no ser obligatorios, su contratación disminuye el riesgo de pérdidas económicas y brindan mayor seguridad”, concluye Daniela Molina, de Oriente Seguros.

● Transporte: Este tipo de seguro cubre los riesgos de traslado de la mercancía durante su trayecto (punto de partida y punto de llegada). Indemnizar cualquier daño producido al producto importado en este proceso. Sus coberturas incluyen: robo, colisión del medio de transporte, naufragio, mal tiempo, tempestad, incendio o piratería.

● Robo y/o Incendio: Este seguro es clave en en casos de garantías con “Depósitos Temporales“, es decir, cuando se contempla el almacenamiento de la mercadería. Cubre daños por incendios o robos, de acuerdo al valor declarado en caso de que alguno de estos siniestros suceda.